Receta pastel de queso japonés

Pastel de Queso Japonés
Pastel de Queso Japonés

Cómo hacer pastel de queso japonés con solo 3 ingredientes

El pastel de queso japonés es una deliciosa y esponjosa creación que ha ganado popularidad en todo el mundo. A diferencia de los pasteles de queso tradicionales, este pastel es ligero y aireado, lo que lo hace perfecto para cualquier ocasión. Lo mejor de todo es que solo necesitas tres ingredientes para hacerlo.

Para hacer este pastel de queso japonés, necesitarás queso crema, huevos y azúcar. Asegúrate de que los huevos estén a temperatura ambiente antes de comenzar. También necesitarás un molde para pastel de 6 pulgadas (15 cm) y papel pergamino para forrar el molde.

Comienza precalentando el horno a 320 grados Fahrenheit (160 grados C). Luego, separa las claras de las yemas de los huevos. Coloca las claras en un tazón grande y las yemas en otro tazón. Agrega la mitad del azúcar a las yemas y bate hasta que estén suaves y espumosas.

A continuación, agrega el queso crema a las yemas y bate hasta que estén bien combinados. Luego, agrega la otra mitad del azúcar y bate hasta que la mezcla esté suave y cremosa.

En otro tazón, bate las claras de huevo hasta que se formen picos suaves. Asegúrate de que el tazón y las batidoras estén limpios y secos antes de comenzar. Agrega las claras batidas a la mezcla de queso crema y yemas en tres partes, mezclando suavemente después de cada adición.

Una vez que la mezcla esté bien combinada, viértela en el molde forrado con papel pergamino. Golpea suavemente el molde sobre la encimera para eliminar cualquier burbuja de aire. Luego, coloca el molde en una bandeja para hornear y agrega agua caliente a la bandeja hasta que alcance la mitad del molde.

Hornea el pastel de queso japonés durante 50-60 minutos o hasta que esté dorado y esponjoso. Una vez que esté listo, retira el pastel del horno y déjalo enfriar en el molde durante unos minutos antes de sacarlo del molde y dejarlo enfriar completamente sobre una rejilla.

Este pastel de queso japonés es perfecto para cualquier ocasión, desde una cena elegante hasta una reunión informal con amigos. Es ligero y esponjoso, lo que lo hace perfecto para cualquier persona que quiera disfrutar de un postre delicioso sin sentirse demasiado lleno.

En resumen, hacer un pastel de queso japonés es fácil y solo requiere tres ingredientes. Asegúrate de tener queso crema, huevos y azúcar a mano antes de comenzar. Sigue los pasos cuidadosamente y pronto tendrás un pastel de queso japonés delicioso y esponjoso que impresionará a todos tus invitados.

Receta de pastel de queso japonés con ingredientes tradicionales y variaciones modernas

El pastel de queso japonés es una deliciosa y esponjosa creación que ha ganado popularidad en todo el mundo. Esta receta combina ingredientes tradicionales japoneses con variaciones modernas para crear un pastel de queso que es suave, ligero y delicioso.

Para hacer este pastel de queso japonés, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 120 gramos de queso crema
– 40 gramos de mantequilla sin sal
– 3 huevos
– 60 gramos de azúcar
– 40 gramos de harina
– 20 gramos de maicena
– 60 ml de leche
– 1 cucharadita de jugo de limón
– 1 cucharadita de extracto de vainilla

Comienza precalentando el horno a 160 grados Celsius y preparando un molde para pastel de 15 centímetros de diámetro. Engrasa el molde con mantequilla y espolvorea con harina.

En un tazón grande, bate el queso crema y la mantequilla hasta que estén suaves y cremosos. Agrega las yemas de huevo una a una, batiendo bien después de cada adición. Agrega la mitad del azúcar y sigue batiendo hasta que la mezcla esté suave y esponjosa.

En otro tazón, tamiza la harina y la maicena juntas. Agrega la mezcla de harina a la mezcla de queso crema en tres partes, alternando con la leche. Agrega el jugo de limón y el extracto de vainilla y mezcla bien.

En otro tazón, bate las claras de huevo hasta que estén espumosas. Agrega el resto del azúcar y sigue batiendo hasta que las claras estén firmes y brillantes. Agrega las claras de huevo a la mezcla de queso crema en tres partes, mezclando suavemente después de cada adición.

Vierte la mezcla en el molde preparado y hornea durante 50-60 minutos, o hasta que el pastel esté dorado y suave al tacto. Deja enfriar el pastel en el molde durante unos minutos antes de desmoldar y servir.

Esta receta de pastel de queso japonés es una versión clásica de la receta tradicional. Sin embargo, hay muchas variaciones modernas que puedes probar para darle un toque único a tu pastel de queso.

Por ejemplo, puedes agregar matcha en polvo a la mezcla de queso crema para crear un pastel de queso japonés con sabor a té verde. O puedes agregar trozos de fruta fresca a la mezcla para darle un toque de frescura y dulzura.

También puedes experimentar con diferentes tipos de queso crema para crear un pastel de queso japonés con un sabor único. Prueba con queso crema de cabra para un sabor más fuerte y terroso, o con queso crema de almendras para un sabor más suave y cremoso.

En resumen, el pastel de queso japonés es una deliciosa y esponjosa creación que combina ingredientes tradicionales japoneses con variaciones modernas para crear un pastel de queso que es suave, ligero y delicioso. Prueba esta receta clásica o experimenta con tus propias variaciones para crear un pastel de queso japonés único y delicioso.